Hilda Catz

espacios donde se despliega el hecho creador, habitados por fantasmas, sueños, amor, crueldad, sexo y muerte. Sus obras actualmente están en exposición en la Galería Norma Duek, en Natan Galerías de Arte (Arenales 1213), y del 9 al 16 de enero se podrán ver en la Liga de Fomento de Punta del Este, también junto a la primera galería.

¿Cómo ve ese mundo que quiere transmitir por medio de sus obras?
Va variando, porque uno y las situaciones que quiere expresar cambian. Comparto lo que decía Rilke: el arte es verdadero cuando se hace necesariamente. La necesidad interna de hacerlo es lo que le da autenticidad a la obra. Tan sólo una línea puede estar cargada de sentido y representar lo que el artista siente. Prefiero que la obra se termine en el espectador, porque considero que ése es el verdadero proceso del arte. Es una apuesta a la posibilidad de multiplicidad de significantes, todos válidos en la medida en que han sido realizados necesariamente. En sus obras hay una fuerte presencia de la palabra‚Ķ
Sí. Viene por el lado de que también escribo poesía. Pinté una serie de cuadros sobre el amor en los que cada obra remite a una frase. Uniendo los ocho cuadros, se completaba el poema.
Creo que la poesía está íntimamente ligada con la expresión plástica, porque ambas son pura síntesis de los sentimientos que están en juego en un momento en particular. Pero para llegar a ella hay que hacer un largo camino de búsqueda. De la misma manera, tanto la obra como la poesía no tienen que quedar cerrados. El poeta uruguayo Felisberto Hernández decía: "Por el cuerpo andan pensamientos que no siempre suben a la cabeza y se visten de palabras". Tomo mucho este verso porque, en mí, algunos pensamientos se visten de palabras, otros de colores, de poemas, de música, y algunos siguen dando vueltas esperando expresarse por algún lado.

<ANTERIOR - SIGUIENTE>

cuadro Hilda




SUSCRIBASE AL
BOLETÍN DE NOVEDADES
DE HILDA CATZ